356 jóvenes reciben capacitación para la prevención de riesgos psicosociales

Del 9 al 23 de julio de manera presencial y virtual, la Secretaría de Salud en coordinación con la Secretaría General de Coordinación Territorial y Participación Ciudadana y, con el apoyo de la Secretaría de Seguridad y Gobernabilidad, organizó un circuito de talleres de prevención de riesgos psicosociales dirigidos a adolescentes y jóvenes monitores de las nueve Administraciones Zonales del Distrito Metropolitano de Quito (DMQ).

A través de los componentes de Salud Sexual, Salud Reproductiva y Salud Mental, la Secretaría de Salud implementó esta acción de prevención de de riesgos psicosociales a un total de 356 adolescentes y jóvenes (entre hombres y mujeres) de los sectores norte, centro, sur y valles de la capital.

A partir de las jornadas desarrolladas con técnicas psicoeducativas, los participantes conocen sobre las nociones de riesgos psicosociales y factores de protección en las dimensiones de lo individual, familiar, grupal, escolar, comunitario y laboral, así como la identificación de condiciones y situaciones asociadas a la violencia de género en sus diferentes manifestaciones y al consumo de drogas.

En relación a la prevención de la violencia, se trabaja sobre la conciencia de las relaciones desiguales de poder y la inequidad de género develando el entramado a través del cual las prácticas de la violencia se mantienen y naturalizan en la cotidianidad en sus diferentes tipos y ámbitos.
Respecto a la prevención de adicciones, se reflexiona alrededor de los mitos y verdades respecto al uso y consumo de drogas, y se profundiza sobre los factores protectores ante este problema psicosocial.

Es así que, en estas jornadas se fortalecen habilidades para la vida tales como la conciencia del cuerpo, el autocuidado, autorregulación, comunicación asertiva y gestión de emociones y conflictos.

La Secretaría de Salud con estas acciones busca promover en los diferentes grupos etarios y de atención prioritaria, estilos de vida, entornos saludables y libres de violencia, mitigando los riesgos relacionados con la presencia de problemas psicosociales y trastornos de la salud mental.

Comparte este artículo:

Deja un comentario