652 personas recibieron atención médica y 501 personas atención psicológica en la Zona Cero en 15 días

El Plan de Rehabilitación, Reactivación y Recuperación del Municipio de Quito, en materia de salud pública, realizó algo más de un millar de atenciones entre salud preventiva, curativa, sicológica y psiquiátrica a los damnificados por el aluvión registrado el 31 de enero del presente.

La Secretaría de Salud mantiene activos sus equipos médicos en la zona de emergencia de La Gasca y La Comuna. Los profesionales de la salud han trabajado de manera permanente desde el inicio de la emergencia brindando a los pobladores del sector primeros auxilios médicos, evaluación nutricional, psicológica y contención emocional a familiares de víctimas, además de identificar riesgos en la salud y prestar atención veterinaria para animales de compañía.

Desde el 1 al 15 de febrero, el equipo de Salud Comunitaria visitó 554 casas y 1541 familias. Se han identificado a 826 personas: 61 % (505 personas) corresponde a población de La Comuna y 39 % (321 personas) a moradores de La Gasca.

De los 826 ciudadanos identificados, 652 recibieron atenciones médicas y 501 atenciones psicológicas. De las atenciones psicológicas, 35 se prestaron a familiares de pacientes fallecidos durante la emergencia. Adicionalmente, desde el 5 de febrero se integró al equipo de Salud Comunitaria un contingente de psiquiatras para atenciones de pacientes con necesidades prioritarias en su salud mental y hasta el 8 de febrero se brindó 38 atenciones.

De las personas visitadas en el sector, el 75 % (617 personas) corresponde a población adulta, el 19 % (160 personas) adultos mayores, el 4 % (35 personas) adolescentes y 2 % (15 personas) población infantil.

Asimismo, del total de atenciones registradas, 17 pacientes presentan discapacidad, entre ellas dos mujeres de 33 y 57 años alcanzan el 50 %. Las demás personas tienen discapacidades de tipo visual, auditiva e intelectual.

Los equipos de Salud Comunitaria atendieron, además, a cinco mujeres embarazadas, tres de las cuales no habían recibido controles prenatales, por lo que se gestionó su atención y seguimiento médico a través de las Unidades Metropolitanas de Salud cercanas a su domicilio.

Del total de atenciones, se identificó 90 casos de pacientes que requieren seguimiento. Seis personas fueron referidas a las Unidades Metropolitanas de Salud (UMS) para diferentes especialidades médicas. Además, se registró 26 derivaciones a otros establecimientos de la Red Complementaria de Salud para atención especializada.

Los especialistas han identificado alteraciones en la salud mental de los pobladores de los sectores afectados, entre ellas: ansiedad, tristeza, inestabilidad emocional, estrés postraumático, preocupación por aspectos socioeconómicos, entre otros, a las cuales se dará seguimiento para prevenir problemas posteriores de violencia física y psicológica post emergencia.

José Miguel Intriago, sobreviviente del aluvión, comentó que la ayuda psicológica recibida por el equipo de la Secretaría de Salud ha sido muy importante: “Queda como un trauma y me ayuda a sacar lo que tengo en mi mente. La visita de los psicólogos y el seguimiento que me hacen me van ayudando a reforzar mi salud y superar este dolor”.

De igual manera Cristian Cumbajín, quien circulaba en su taxi cerca de la zona cero, logró salvar su vida arrojándose del mismo, dijo que: “La visita permanente del equipo de psicólogos ayuda a superar estos momentos de miedo; me visitan para ver como estoy, como está mi mente, no tengo palabras para agradecer”.

La Secretaría de Salud, a través de su Unidad de Bienestar Animal (UBA) atendió de manera emergente los sectores afectados con el objetivo de salvaguardar la integridad de los animales de compañía; realizando hasta el 9 de febrero: 97 chequeos veterinarios a animales con tutores, 18 rescates de animales derivados a clínicas veterinarias, 10 animales retornaron a sus hogares y se realizó la entrega de alimento balaceado en La Comuna y La Gasca.

Actualmente, la Unidad de Bienestar Animal tiene planificado realizar una intervención más extensa en las zonas afectadas desarrollando actividades como: control de plagas, campañas satélites de esterilización, sensibilizaciones de tenencia responsable y socialización de la Ordenanza 019-2020 sobre el bienestar animal.

De forma paralela, la municipalidad, en coordinación con el Ministerio de Salud Pública, ha realizado pruebas de detección de la Covid-19 en el Puesto de Mando Unificado (PMU) a las personas damnificadas y un equipo de salud aplicó 109 vacunas de refuerzo contra la Covid-19 y 110 dosis contra la Influenza.

Todas estas acciones se desarrollan de acuerdo al ‘Plan de Rehabilitación, Reactivación y Recuperación’ de La Gasca y zonas aledañas que la Secretaría de Salud ejecuta en la zona afectada para garantizar la atención efectiva, oportuna y pertinente, a la población afectada en el aluvión, con el establecimiento de procedimientos y protocolos.

Comparte este artículo:

Deja un comentario