Aprenda a crear un banco de leche casera

La Secretaría de Salud, promueve la donación de leche y la implementación de salas de apoyo a la lactancia materna en espacios públicos como acciones importantes para llegar a más niñas y niños que no pueden gozar de los beneficios de este líquido vital y que tengan un desarrollo justo y con igualdad de oportunidades.

Para ello, el equipo de nutricionistas diariamente trabaja en la promoción de éste acto de amor a través de talleres lúdicos y con material educativo adecuado para la sensibilización de esta práctica con madres de la comunidad en general, madres adolescentes de las Unidades Educativas Municipales (UEM), Centros de Desarrollo Infantil (CDI) y mujeres de población vulnerable, tomando en cuenta que ésta práctica puede resultar complicada para las madres primerizas.

Cabe resaltar que la lactancia materna es una ventana de oportunidad única en la vida en la primera infancia, por lo que, con el tiempo, se han creado estrategias para evitar el desperdicio de este líquido vital, el mismo que puede ser almacenado para después o para donarlo a otros menores de edad quienes, lamentablemente, no pueden acceder a él.

Es importante tener en cuenta que la leche materna cambia para satisfacer las necesidades del bebé. La leche materna que se extrae cuando el bebé es un recién nacido no satisface tanto sus necesidades cuando es unos meses más grande.

¿Cómo se debe extraer la leche materna?

  1. Lave sus manos con agua y jabón. Lave los senos solo con agua.
  2. Masaje suavemente el seno como si formara círculos.
  3. Coloque sus dedos en forma de C detrás de la parte más oscura del seno (areola y pezón).
  4. Presione el seno con los dedos hacia la costilla.
  5. Presione el seno con los dedos desde arriba y desde abajo.
  6. Recolecte la leche en un frasco de vidrio correctamente esterilizado.

¿Cómo almacenar la leche materna?:

  1. Lave bien los frascos antes de usarlos.
  2. Sumérjalos boca abajo en agua hirviendo por cinco minutos para esterilizarlos.
  3. Sáquelos del agua y colocarlos boca abajo sobre una tela o paño limpio.
  4. Etiquetar con la fecha y hora de extracción. Guárdelos a temperatura ambiente en el refrigerador o en el congelador.
  5. Almacenar los frascos de leche en el congelador bajo la modalidad PEPS (primero entra, primero sale) que consiste en utilizar primero las de fechas de almacenamiento más antiguo.

¿Cómo consumir la leche materna almacenada previamente?

  1. Colocar el envase congelado en refrigerador la noche anterior al día de uso. Otra opción puede ser es atemperar la leche colocando el frasco bajo el chorro de agua corriente tibia o sumergirla en un tazón de agua tibia.
  2. Evitar introducir el frasco con leche congelada directamente dentro del microondas o directamente a la lumbre ya que pueden quedar segmentos de hielo y además se eliminan ciertos anticuerpos esenciales de la leche materna.
  3. Calentar a baño María y asegurarse no calentar en exceso.

¿Cuánto dura la leche materna?

  • Al ambiente: 6 horas en la región sierra y 4 horas en le región costa.
  • En la refrigerado (5 grados centígrados): 24 a 72 horas
  • En el congelador (menos 18 grados centígrados): 15 días

Comparte este artículo:

Deja un comentario