Brigadas comunitarias entregan resultados a las personas contagiadas de COVID19 en 30 minutos

Galería de imágenes:

A partir del 20 de mayo, la Secretaría Metropolitana de Salud reactivó las brigadas móviles y puntos de triajes en diferentes barrios de Quito. Los equipos de salud tienen como finalidad identificar a la población contagiada de COVID19 para el oportuno acompañamiento. Si bien el proceso es el mismo, hay una variación en el instrumento de diagnóstico: no se utiliza las pruebas PCR, sino un test rápido de antígenos.

Las pruebas cualitativas de antígenos, al igual que las PCR, requieren una atención previa, debido a que las funciones esenciales del cuerpo de los pacientes orientan al médico a proceder o no en la toma de muestras e identificar la presencia del coronavirus.

Jorge Erazo, coordinador de las brigadas móviles ubicadas en el centro de la ciudad, explica que “las pruebas PCR y las de detección de antígenos son diagnósticas, por lo tanto, en ambas, la valoración médica es sustancial, previo a la aplicación de cualquiera de estos dos test que detectan la presencia del coronavirus”.

Luego de la toma de signos vitales y la atención médica, el médico responsable de la brigada móvil decide sí es o no necesario la obtención de la muestra nasofaríngea. Al momento, en las brigadas móviles y triajes fijos se diagnostica con el test rápido de antígenos, cuyos resultados se obtienen en un tiempo máximo de 30 minutos.

Durante la atención médica se identifica la fecha de inicio de los síntomas, ya que según Erazo: “una persona para que ingrese en el cuadro clínico de un posible contagio debe tener mínimo tres o máximo diez días con la presencia de los siguientes síntomas: tos, dolor de cabeza, molestias musculares o articulares; diarrea sin causa aparente de ingesta de comida; náuseas o vómito”.

Pasado los diez primeros días de la presencia del COVID19, no es necesario realizar una prueba diagnóstica, porque las investigaciones muestran que las personas sintomáticas son un foco de contagio hasta los quince días. Y con las medidas de bioseguridad correspondientes, se disminuyen considerablemente las posibilidades de contagiar a las personas de su entorno.

Comparte este artículo:

Deja un comentario