Brigadas comunitarias nuevamente activadas con triaje y pruebas diagnósticas de antígenos

Galería de imágenes:

Este jueves 20 de mayo se reanudó la atención de las brigadas móviles y fijas en diferentes barrios de Quito para la realización de la prueba de diagnóstico de COVID19, cuyos resultados se obtienen de forma inmediata. Este servicio gratuito atiende de 7:30 a 13:30.

Estas pruebas son una donación de Bloomberg Philanthropies al Municipio de Quito, por gestión de la Secretaría de Salud para activar una de las acciones de cooperación que evidencian el compromiso con la ciudad para combatir la pandemia de la COVID-19 como parte de la Alianza de Ciudades Saludables.

Los equipos conformados por profesionales de la salud, médicos, enfermeras y tecnólogos de laboratorio, atendieron en el sur, centro y norte de la capital para identificar a los habitantes con diagnóstico positivo de COVID-19, e inmediatamente dar seguimiento a la persona y a sus contactos.

Al punto de triaje ubicado en el Parque de las Diversidades acudieron ciudadanos del sector; como parte del protocolo se brindó atención médica y de acuerdo a la condición de cada paciente se determinó la aplicación o no de la prueba de antígenos.

Esta es una estrategia que permite conocer el comportamiento de la enfermedad a nivel del Distrito Metropolitano y establecer acciones inmediatas de mitigación de la pandemia.

Carlos Chuquitarco, acudió al Parque Diversidades para recibir atención y relató que el trabajo en el área de la construcción le tiene expuesto a estar con muchas personas, además, su suegra no se ha sentido bien en estos últimos días por lo que está preocupado, “felizmente el Municipio nos ayuda con la atención médica”, dijo.

De igual manera, Betty Fuentes acudió a la atención de la brigada y expuso: “la familia de mi esposo, que vive en el condominio, se contagió y quiero asegurarme que nosotros estamos bien o que nos indiquen qué debemos hacer. La atención fue rápida y los consejos de prevención me pone más alerta sobre cómo proteger a mi familia”.

Con estas pruebas se ahorra tiempo en el diagnóstico, es así que el paciente obtiene los resultados en un promedio de 20 minutos. Esto optimiza la acción del equipo de rastreo de la Secretaría de Salud, lo que permite que se contacte de manera oportuna con la persona contagiada de COVID-19 para indicar las medidas de aislamiento e iniciar el seguimiento de los contactos cercanos que haya tenido, así como brindar el acompañamiento de salud, en caso de requerirlo.

Comparte este artículo:

Deja un comentario