Charla educativa en el marco del ‘Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia’

La eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales y evidenciar que la exclusión persiste son dos aspectos que se destacaron en el ‘Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia’, que se conmemoró este martes 17 de mayo.

Por ello, para el 2022 el lema planteado es: «Nuestros cuerpos, nuestras vidas, nuestros derechos.» Con esta efeméride se busca promover y garantizar el respeto y la convivencia en las diversidades, que es fundamental para la construcción de una sociedad sin discriminación y libre de violencias hacia la población LGBTIQ+.

Es así que, la Casa de Bienestar y Vida ‘Juventudes’ (CBV – Juventudes) de la Secretaría de Salud, se unió a esta iniciativa con el desarrollo de un taller lúdico educativo sobre prevención de la discriminación por orientación sexual dirigido a 35 adolescentes del centro histórico, entre usuarios de la Casa y estudiantes de diferentes unidades educativas municipales.

Eliza Avila, tallerista de la CBV- Juventudes, comentó que “esta actividad se la realizó para explicar la razón por la cual se conmemora este día. Comprender las condiciones estructurales de la discriminación, la violencia e identificar las diferencias entre la homofobia, la transfobia y la bifobia”. Además, indica que “pudimos darnos cuenta de todos los estereotipos de la sociedad y con este conocimiento, poder inculcar en las y los adolescentes el respeto a las y los demás”.

Valeria Caguaña, promotora de salud de la CBV-Juventudes, nos comenta que luego de la charla educativa, “se elaboró un mural, donde las y los adolescentes, así como el grupo de talleristas pudieron expresar un mensaje acerca de lo que se conmemora este día, con énfasis en la equidad, el respeto y sobre todo la empatía”.

Entre los principales mensajes, se destacan: ‘Respeto a las personas, empatía y libertad de pensamiento’, ‘Sin etiqueta, amor es amor’, ‘No juzgar, juntos por los derechos’, ‘No debemos discriminar a nadie, todos somos iguales’.

De acuerdo al Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), todavía más de un tercio de todos los países penaliza las relaciones entre personas del mismo sexo. Las personas LGBTIQ+ enfrentan prejuicios, discriminación, estigma, hostilidad y violencia. Se les niega protección jurídica, atención sanitaria esencial y el ejercicio pleno de los derechos humanos y civiles, tales como el derecho a la autonomía corporal al ser obligadas a sufrir tratamientos médicos o cirugías innecesarias.

Por ello, fomentar la participación y la convivencia en la diversidad, promover los derechos sexuales y garantizar una atención en salud sin discriminación, es un compromiso de la Secretaría de Salud a través de sus acciones y servicios.

Comparte este artículo:

Deja un comentario