Emergencia por muerte violenta de animales de compañía en Quito

La Unidad de Bienestar Animal de la Secretaría de Salud, informa a la ciudadanía en general que luego de haber recibido la denuncia ciudadana, mediante redes sociales, sobre el ahorcamiento de dos perros en el sector de El Garrochal ocurrido el pasado domingo 17 de octubre, se tomaron las siguientes medidas sobre este hecho:

1. Se decidió realizar un operativo interinstitucional junto con la Agencia Metropolitana de Control y la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas en el Sur de Quito para recabar la información necesaria y realizar los procesos legales pertinentes.

2. Los médicos veterinarios de la Unidad de Bienestar Animal junto con la Agencia Metropolitana de Control, exhumaron los cadáveres de los dos animales. Además, recabó información de manera administrativa de acuerdo al Art.113 de la Ordenanza Municipal 019 para posteriormente realizar los debidos procedimientos veterinarios forenses y lograr determinar las causas de su muerte.

3. EL equipo técnico de la Unidad de Bienestar Animal capacitó a cuatro veterinarias presentes incluyendo a personal de la Agencia Metropolitana de Control en técnicas de Medicina Veterinaria Forenses para levantamiento de cadáveres en este tipo de casos.

Por el momento se desconocen los actores de este hecho, debido a que los moradores recibieron a amenazas y no desearon identificarlos.

La Unidad de Bienestar Animal de la Secretaría de Salud, rechaza rotundamente este tipo de agresión a todo tipo de animales de compañía y recuerda a la ciudadanía que de acuerdo a la Ordenanza Metropolitana No 019 – 2020 Art. 123 num. 21 y 28 este hecho es considerado una sanción muy grave equivalente a diez salarios básicos unificados (4000 dólares). Además, según el Código Orgánico Integral Penal según su Art. 250 num. 1 la muerte de un animal con crueldad animal será sancionada con una pena privativa de libertad de uno a tres años.

El cabildo quiteño exhorta a la ciudadanía a cuidar a los animales de compañía y denunciar hechos fatídicos que causen agresión o muerte de nuestros amigos fieles.

Comparte este artículo:

Deja un comentario