Equipos de Salud Comunitaria se mantendrán en la zona de La Gasca y La Comuna durante el 2022

La Secretaría de Salud mantendrá activos sus Equipos de Salud Comunitaria en la zona de emergencia de La Gasca, La Comuna y las zonas aledañas. A través del Plan de Intervención Sanitaria, durante todo el 2022, los Equipos de Salud Comunitaria cumplirán con el objetivo de garantizar la atención efectiva y oportuna a toda la población afectada en el aluvión con el establecimiento de procedimientos y protocolos, generando una adecuada coordinación y articulación institucional e interinstitucional.

Francisco Viteri, secretario de Salud, explicó que el Plan de Intervención consta de tres fases: “La primera, fue la intervención inmediata en la emergencia que ya terminó. La segunda, la llamamos de mantenimiento y durará hasta que las personas atendidas se encuentren restablecidas y reciban el alta, tanto de su salud física como de su salud mental; se la ejecuta a través de visitas domiciliarias. Para la tercera fase, vamos a implementar el modelo de intervención con Equipos de Salud Comunitaria, integrado por médicos, psicólogos, nutricionista y veterinarios”.

Además, el secretario de Salud, resaltó que la meta principal es contribuir a promover la salud de la población y la prevención de sus principales problemas de salud con énfasis en grupos prioritarios y vulnerables, a través de intervenciones individuales, familiares y comunitarias, en articulación interinstitucional e intersectorial, con participación ciudadana, utilizando la aproximación transdisciplinaria denominada ‘Una Salud’.

Viteri añadió que la Secretaría de Salud mantiene un punto de triaje en el sector, y que se han desplegado brigadas para la búsqueda activa de casos a través del testeo de posibles contagiados: “Recordemos que desde el inicio de la pandemia la parroquia de Santa Clara de San Millán, La Comuna, así como la parroquia de Belisario Quevedo fueron las que mantenían el pico más alto de transmisión del virus. Con esta estrategia de intervención, podemos determinar si hay algún brote, realizar los cercos epidemiológicos y evitar una transmisión que puede darse por las actividades masivas de ayuda humanitaria que tuvimos en el sector”.

El 4 de febrero, el alcalde Quito, Santiago Guarderas Izquierdo, con base a los informes presentados por los organismos competentes, declaró el estado de emergencia en la zona afectada por el aluvión con la finalidad de establecer una estrategia técnica conjunta de las instituciones municipales y destinar recursos para restablecer las condiciones de las estructuras y población afectas.

Los profesionales de la salud que son parte de los Equipos de Salud Comunitaria, han trabajado de manera permanente desde el inicio del desastre natural brindando a los pobladores del sector primeros auxilios médicos, evaluación psicológica, contención emocional a familiares de víctimas, identificación de riesgos en la salud y atención veterinaria para animales de compañía.

La municipalidad se traduce a través de las actividades realizadas por la Secretaría de Salud, con un claro ejemplo del compromiso que tiene la presente gestión municipal con todos los ciudadanos que habitan en la capital.

Comparte este artículo:

Deja un comentario