Información y consejería gratuita sobre la Hipertensión Arterial

Galería de imágenes:

El Proyecto de Prevención de la Malnutrición – Quito, de la Secretaría de Salud, brinda información y consejería personalizada nutricional a través del teléfono 23952300 ext: 24453.

Con motivo del día mundial de la hipertensión arterial, 17 mayo, se fortalece la la iniciativa municipal de promover la concientización a la población de los peligros de una presión elevada o alta. Se pretende aunar esfuerzos para prevenir, diagnosticar y controlar la enfermedad.

Es el principal factor de riesgo para de enfermedades cardiovasculares, especialmente la coronaria, cerebrovascular, renal crónica, la insuficiencia cardíaca y la demencia.

En la actualidad, un 30% de la población mundial adulta padece hipertensión arterial.

Las causas principales de la presión alta son: Alimentación poco saludable, consumo excesivo de alcohol, falta de actividad física, sobrepeso y obesidad, diabetes mal controlada, consumo de tabaco, excesivo consumo de café, colesterol alto y estrés.

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica que no presenta síntomas, por ello, un número importante no están tratadas y de aquellas que reciben tratamiento más del 50% no tienen las cifras de tensión controladas.

Es muy importante conocer sus valores de presión arterial, con mediciones frecuentes. Las personas que presentan síntomas son aquellas que ya han desarrollado alguna complicación, por lo que es importante la prevención para evitar llegar a estas instancias.

Quienes ya presentan un diagnóstico de hipertensión arterial, siguen dos tipos de tratamiento: farmacológico y no farmacológico. Este último, se refiere al estilo de vida saludable que debe llevar el paciente y la visita periódica al especialista para realizar controles, es decir que deben monitorear su presión arterial continuamente y de por vida.

Como tratamiento y prevención es importante insistir en una correcta alimentación con las siguientes características: Evitar el consumo de sal en exceso; evitar poner sal a la comida que ya esté preparada; reducir la frecuencia de consumo de conservas, enlatados, sopas de sobre, concentrados y alimentos congelados; preparar los alimentos en casa y evitar consumir comida rápida; reducir el consumo de café porque incrementa la frecuencia cardiaca; consuma más frutas y verduras, especialmente aquellas fuentes de potasio como: papa con cascara (sin freír), guineo, tomate, espinaca y durazno, actividad física frecuente (si tiene hipertensión arterial consulte con su médico); tomar de 6 a 8 vasos de agua diariamente. Evitar bebidas azucaradas y gasificadas como jugos, gaseosas, refrescos o bebidas deportivas.

La Secretaría de Salud tiene información y consejería personalizada a través de sus profesionales, del Proyecto de Prevención de la Malnutrición – Quito (Prema-Q) al número 23952300 ext: 24453, 8:00 a 16:00.

Comparte este artículo:

Deja un comentario