Jornada de vacunación exitosa en San Marcos

Galería de imágenes:

Juan Esmeril Arias, tiene 48 años, tiene 77% de discapacidad física, no posee sus 2 piernas y tampoco con los dedos de su mano derecha, es de República Dominicana, tiene una hija de 5 años a que él cuida. Juan contó con el apoyo de la UPMSJ, quien brindó terapias, luego de sufrir un accidente, ha podido recuperarse, “me llamaron hace 5 días a decirme que me iban a vacunar, me sentí contento y aliviado.”

Durante el período confinamiento el Patronato le ayudó con víveres, terapias y con atención en el tema educativo a su niña en la casa. Sobre la vacunación dijo que “el proceso de vacunación es un proceso bueno y con muy buena atención”.

Verónica Mafla es parte del Proyecto de Inclusión y Atención a las Discapacidades, este proyecto brinda un servicio multidisciplinario para personas con discapacidad y sus cuidadores, mediante diferentes terapias y acompañamiento. Para este proceso se contactan con la persona o su cuidador para indicar la fecha, lugar y hora de vacunación.

“Nos hemos comunicado uno por uno con el fin de explicar dónde estará el punto de vacunación y las horas; además, los acompañamos durante todo el proceso de la vacunación, verificamos su estado de salud, les brindamos tranquilidad por los nervios que ellos tienen. Esto con mucho cariño y calidez”, señaló Verónica.

Para Sor Patricia Luzuriaga de la Congregación del Buen Pastor, que trabaja en el Hogar de la Madre Adolescente Soltera, y quien acompañó a 2 jóvenes madres que tienen más del 60% de discapacidad intelectual el proceso le pareció “muy bueno y rápido, porque otras partes hay muchas aglomeraciones y aquí nos atendieron muy rápido. Las jóvenes reciben terapia sicológica por parte del Patronato.

El personal del Patronato y de la Administración Zonal Manuela Sáenz acompañaban en el registro de quienes acudieron a vacunarse, para adultos mayores o personas con movilidad reducida se contó con sillas de ruedas para que se traslado sea más cómodo.

María del Pilar Chávez es usuaria del ‘Sesenta y Piquito’ ella acudió con su esposo y dijo que la habían atendido con cariño “la atención muy buena; yo tenía miedo de vacunarme, pero con todo esto me voy bien contenta”.

Durante el domingo 23 se habilitaron además del punto en San Marcos, los espacios de vacunación en Bicentenario donde se tiene previsto atender a más de 1550 personas y en el Colegio San Gabriel a 1428 personas.

De esta manera continúan los esfuerzos para vacunar a las personas vulnerables y adultos mayores en coordinación con el Ministerio de Salud Pública (MSP) y el Municipio de Quito.

Comparte este artículo:

Deja un comentario