Moradores de Santa Teresita reciben atención médica, psicológica y nutricional

Un equipo de profesionales de la salud, integrado por tres médicos, dos enfermeras, cuatro nutricionistas y cuatro psicólogos iniciaron un plan de intervención integral en salud para mejorar la calidad de vida de los habitantes del barrio Santa Teresita, en el sur de Quito.

En este sector, la Secretaría de Salud a través del Equipo de Salud Comunitaria, en coordinación con la Administración Zonal Eloy Alfaro y los dirigentes de este barrio brindan funciones de atención, promoción y prevención en temas de salud física, mental, nutrición, salud sexual y salud reproductiva, entre otras.

Hasta el 9 de julio, se han beneficiado aproximadamente 220 personas del sector con atención médica, psicológica y nutricional. En el caso de los pacientes identificados que necesiten atención especializada, exámenes de laboratorio, radiografías, se los deriva a las Unidades Metropolitanas de Salud o las Casas de Bienestar y Vida para que continúen su proceso de atención, asegurándoles una atención continua, eficaz y oportuna.

Los profesionales, inician su proceso de atención con la identificación de factores de riesgo (bajo, moderado y alto) mediante la aplicación del tamizaje e instrumentos complementarios.

• Tamizaje (detección temprana y oportuna)
• Promoción de habilidades para la vida y factores protectores.
• Formación de agentes de cambio.

Adicionalmente, con el grupo de adultos y adultas mayores, el equipo de psicólogos comunitarios, realiza actividades de promoción de salud mental y prevención de riesgos psicosociales dirigidas para fortalecer sus habilidades físicas y cognitivas promoviendo un envejecimiento saludable.

Parte de los compromisos del Municipio de Quito con la comunidad, es construir espacios saludables que generen un ambiente de paz, para ello, se inició una serie de actividades con los dirigentes del barrio para fortalecer la red comunitaria a través de una adecuada comunicación y una efectiva resolución de conflictos.

Los equipos de salud, permanecerán en el sector hasta cumplir el objetivo de realizar intervenciones individuales, familiares y comunitarias; así como promover la salud y prevenir la enfermedad con énfasis en los grupos prioritarios y vulnerables, asegurando el acceso a una salud integral e incentivando estilos de vida saludables en la comunidad.

Comparte este artículo:

Deja un comentario