Municipio y MSP focalizan el rastreo epidemiológico del COVID-19 a nivel barrial

Galería de imágenes:

Desde este martes 6 de julio, las brigadas de salud municipales junto a los equipos de respuesta rápida del Ministerio de Salud Pública (MSP) actualizan la estrategia de rastreo de contagios en los barrios de las parroquias de Quito que, a más de un año y medio de la pandemia, se han mantenido como zonas calientes.

Este nuevo plan de acción se basa en pruebas de antígenos cuyo tiempo de diagnóstico es de 15 a 20 minutos, lo que permite dar una respuesta inmediata, impidiendo una cadena de contagios. Además, se intervendrá barrios completos para identificar los determinantes sociales que inciden y explican por qué se ha mantenido alta la transmisión de la COVID-19 en estos lugares.

Esteban Arce, coordinador de las brigadas municipales, explica que las mesas de trabajo que se han venido realizando, desde hace tres semanas atrás, junto con el MSP, han dado como resultado líneas de acción para el trabajo en territorio.

Además, se está buscando alianzas con la academia y líderes locales para que se sumen al rastreo de infecciones, cuyo propósito fundamental es detener la transmisión de casos COVID-19.

Es importante mencionar que la semana pasada, se capacitó al equipo de rastreadores sobre el uso de las herramientas informáticas para la recolección de información, así como en los nuevos lineamientos epidemiológicos.

Se tiene conocimiento del comportamiento de la vacunación a escala local y mundial. Sin embargo, en Quito aún hay transmisión activa comunitaria; por lo tanto, el diagnóstico no debe decaer. Resulta sustancial el testeo, ahora, con estas pruebas de respuesta rápida, impidiendo que alguien contagiado circule libremente.

Comparte este artículo:

Deja un comentario