Niñas y niños de 2 a 5 años reciben tratamiento en bienestar nutricional

Los equipos de Salud Comunitaria del Municipio de Quito realizan atención integral a niños y niñas de 2 a 5 años que asisten a los centros de desarrollo infantil municipales del Distrito Metropolitano de Quito.

Durante el mes de febrero, el equipo de nutricionistas comunitarios efectuó 494 intervenciones, y como resultado, del total de niñas y niños atendidos, el 4 % vive en hogares que presentan inseguridad alimentaria severa. Esto ha permitido conocer la situación que enfrentan las familias, en cuanto a la cantidad y calidad de alimentos que tienen disponibles.

El 23 % presenta desnutrición crónica infantil, cuyas consecuencias pueden ser visibles a corto, mediano y largo plazo, como problemas relacionados al aprendizaje en la etapa escolar, sobrepeso, obesidad y dificultad para insertarse en el mercado laboral durante la vida adulta.

El 8 % tiene malnutrición por exceso tales como sobrepeso y obesidad, siendo un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades no transmisibles, como hipertensión o diabetes, y el 5 % presenta anemia severa, lo que ocasiona retraso en el crecimiento y déficit de atención.

El 56 % del total de niñas y niños atendidos no consumen las porciones recomendadas de los diferentes grupos de alimentos, para un correcto crecimiento, como: cereales, carnes, frutas, verduras, lácteos y grasas.

El 90 % de las niñas y niños son suficientemente activos, es decir, realizan 60 minutos de actividad física diaria, recomendada para su edad por Organismos Internacionales.

Como parte de la estrategia de intervención, la Secretaría de Salud brinda educación nutricional individualizada a los padres de familia, dependiendo el riesgo de malnutrición encontrada, la refuerza con talleres virtuales y presenciales de promoción de alimentación saludable a nivel familiar en temas como: neofobia alimentaria, grupos de alimentos y sus porciones adecuadas para la edad, tiempos de comida saludables y recomendaciones para fomentar la actividad física.

Comparte este artículo:

Deja un comentario