Salud municipal fomenta el consumo de frutas y verduras en los niños

Galería de imágenes:

La Secretaria de Salud, a través del proyecto de malnutrición (Prema-Q) trabaja activamente en la promoción y prevención de la malnutrición mediante teleasistencia y visitas domiciliarias de evaluación y educación nutricional.

Desde enero hasta el 11 de junio se han realizado 13 809 atenciones de tamizaje nutricional (presencial y telenutrición alcanzando a la fecha el 35% de cobertura de población objetivo atendida, principalmente de niños y niñas menores de 5 años.

Uno de los grupos prioritarios son los niños para quienes se enfatiza el consumo de frutas y verduras ya que son importantes aliados al momento de incluir mayor cantidad de vitaminas y minerales a diario.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda ingerir 400 gramos de frutas y verduras al día, lo que equivale a 3 porciones de fruta (1 taza de fruta picada o 1 fruta entera mediana) y 2 tazas de ensalada cruda.

Lamentablemente en la actualidad y con la difusión de productos ultra procesados, no se llega a consumir el mínimo recomendado de frutas y verduras, por lo que es necesario que padres y educadores puedan crear diversas recetas saludables y llamativas en las que se estimule su consumo. (OMS, 2018)

Las frutas deben incluirse como parte de un desayuno completo y también se debe pensar en ellas al momento de crear un refrigerio o snack saludable por su sabor dulce y texturas diversas.

Se ha demostrado que al modificar la textura de las verduras se vuelven más atractivas y sabrosas para los más pequeños. Por ejemplo, se puede realizar purés, cremas o salsas.

También combinar con diferentes alimentos como granos, cereales o proteínas para realizar pasteles, ensaladas, lasañas y tortillas que presentan más aceptabilidad.

Las frutas aun con su sabor dulce, no son el snack favorito de los más pequeños. Es importante ser creativos y pensar en que la alimentación ingresa por todos los órganos de los sentidos. Así, visualmente podemos utilizar los diferentes colores de las frutas y crear figuras que sean atractivas y mediante juegos, incluirlas en desayuno y refrigerios.

Desde pequeños, los niños deben entender la importancia de consumir frutas y verduras. Se debe aprovechar el tiempo de las comidas para que padres y educadores expliquen a sus niños que las vitaminas, minerales y fibra que contienen las frutas y verduras permitirán que ellos crezcan fuertes y sanos.

Al evaluar a los niños mediante la teleasistencia y en las visitas domiciliarias, se aplican diferentes encuestas para identificar falencias en la ingesta de estos productos e incluir varias estrategias para incentivar el consumo diario adecuado.

Además, se incluyen recetarios, menús diarios, ideas para refrigerios y tips de alimentación atractivos y factibles que, junto con la consejería, se logra el objetivo principal del incrementar el consumo personal y familiar de frutas y verduras.

Comparte este artículo:

Deja un comentario