Testeo: una estrategia para controlar los contagios de COVID-19

Galería de imágenes:

El trabajo por detener la propagación de la COVID-19 y sus nuevas variantes es permanente. La Secretaría Metropolitana de Salud desarrolla la estrategia para monitorear y detectar de casos positivos en Quito.

Con esta tarea se detecta de manera temprana a lugares que pueden ser focos de infección y contagios, de esta manera frenarlos. Para ello semana tras semana se planifica la visita de brigadas de salud móviles para realizar el testeo a personas posibles infectadas.

La Secretaría de Salud ha denominado a estos lugares como ‘Barrios calientes’, y su personal médico acude, a ellos, para identificar nuevos casos, realizar los protocolos establecidos y así frenar los brotes.

 Jorge Erazo, coordinador de Brigadas Móviles de la Secretaría de Salud, manifiesta que un grupo de médicos y enfermeras se trasladan a los lugares identificados con mayores contagios. “La idea es acercase a la población con los testeos, las pruebas de antígeno que se demoran de 15 a 30 minutos en dar los resultados. De esta manera las personas contagiadas son aisladas para evitar nuevos contagios”, expresó Erazo.

El trabajo de las brigadas es completo, porque realiza rastreo y seguimiento de los casos positivos y de sus contactos que es importantísimo de la estrategia que se está desarrollando. Es importante focalizar los sitios donde se tiene la mayor cantidad de casos positivos y de esta manera se interviene inmediatamente para detener los contagios; así mantener a la población más segura.

Esta campaña es permanente en la pandemia, inicio en julio del 2020 y hasta la presente fecha no se ha detenido con las brigadas de salud.

El trabajo se lo realiza con equipos médicos en puntos fijos y móviles a lo largo de toda la ciudad. Los puntos fijos son, en el sur, en el Parque de Las Diversidades y en el coliseo de la Unidad Educativa Quitumbe, así mismo en varios lugares del Centro Unidad Educativa Sucre y en el Norte de Quito, en el Coliseo de Calderón, que trabajan de lunes a viernes de 08:00 a 15:30.

La estrategia de búsqueda activa, llegando a los domicilios, de casos se la realiza de manera conjunta con el Ministerio de Salud Pública, que se movilizan por las diferentes parroquias del Distrito Metropolitano. Actualmente se lo realiza en el Sur, en Chillogallo, en el Centro, en El Panecillo y en el Norte en Cotocollao.

Jessica de La Torre vive en la parroquia de Guamaní y acudió con su hijo a una de estas brigadas. “Estamos con tos, fiebre y dolor del cuerpo, por eso asistimos para realizarnos la prueba. Mi hijo está infectado y controlado tomando medicamentos. Me parece excelente este trabajo para seguir saturando los hospitales”, dijo Jessica de La Torre.

Recuerde que la pandemia no ha terminado y las nuevas cepas son más peligrosas, acuda a vacunarse y no descuide las medidas de bioseguridad con el uso permanente de la mascarilla. Esto salva muchas vidas.

Comparte este artículo:

Deja un comentario